4/11/10

LADYFINGERS


Ingredientes:

½   Taza (65 gr.) de harina de trigo, cernida
3    yemas  y  3 claras de huevo a temperatura ambiente
½   taza de azúcar
½    cta. de esencia de vainilla
1     pizca de sal
1/8  cta.  de crémor tártaro
Azúcar glass para espolvorear


Preparación:


Comenzaremos por marcar con una regla  una hoja de papel engrasado,  por el lado contrario haremos  líneas de 7.5 cm. separadas entre si  por 2.5 cm. ya que de esta manera los ladyfingers nos saldrán todos del mismo tamaño y no se pegaran entre si.
Coloque el papel encerado en  una bandeja plana  para hornear.
Precalentar el horno a 180°C.

Prepare una manga pastelera con  boquilla  redonda  de ½ pulgada, o en caso de que no tenga puede realizar un cornet.

Ponga a batir las claras con la pizca de sal a punto de nieve, agregue la mitad del azúcar y el crémor tártaro y deje batir hasta que este brillante. Reserve.

Ponga a batir las yemas de huevo con el resto del azúcar y deje hasta blanquear y se torne brillante,  sin apagar la batidora  agregue la esencia de vainilla. Retire la mezcla de la batidora eléctrica y agregue la harina de trigo en forma de lluvia con el  directamente del colador (cedazo), de forma lenta y mezcle suavemente con movimientos envolventes.

Verifique que las claras estén bien montadas, tome una parte de las claras y agréguela en la mezcla de las yemas y mezcle con suavidad y movimientos envolventes y repita esta operación dos veces más hasta terminar las claras. Procure  trabajar  con cuidado para que la mezcla le quede muy espumosa.

Transfiera la masa a la manga pastelera y  realice los ladyfingers  fijándose bien en la medida que tiene en el papel engrasado que coloco en la bandeja (7.5 cm.)

Una vez que tenga todos los ladyfingers en la bandeja, coloque  el azúcar glass en el colador y espolvoréelos todos. Puede voltear la bandeja con cuidado para retirar el exceso de azúcar en polvo.

Llevar al horno por espacio de 10 minutos o hasta que los veas ligeramente dorados.
Retire del horno con el papel y deje enfriar sobre una rejilla de alambre  por unos minutos, luego retirar con la espátula cuando estén aun calientes  para que no se peguen al papel, colocarlos de nuevo sobre la rejilla de alambre para que terminen de enfriarse, una vez fríos  puede guardarlos en una bolsa o envase sepárelos con papel encerado, puede guardarlos en el refrigerador hasta que los necesite.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...